Categorías
Notas recientes

Día de lucha contra la desertificación – 17 de Junio

La Asamblea General de las Naciones Unidas en el año 1995 proclamó el 17 de junio “Día Mundial de Lucha contra la Desertificación y la Sequía” con el fin de concienciar acerca de las iniciativas internacionales para combatir estos fenómenos. Esta fecha nos brinda una oportunidad única para recordar que se puede neutralizar la degradación de las tierras mediante la búsqueda de soluciones, con una firme participación de la comunidad y cooperación a todos los niveles.

Este Día se centra en la transformación de las tierras degradadas en tierras sanas. De ahí su título: “Restauración. Tierras. Recuperación”. La restauración de las tierras degradadas contribuye a la resiliencia económica, a la creación de empleo, al aumento de los ingresos y a una mayor seguridad alimentaria; ayuda a recuperar la biodiversidad; permite capturar el carbono atmosférico que calienta la Tierra, disminuyendo así el efecto del cambio climático.

Los compromisos actuales de más de un centenar de países, ya acordados con motivo del comienzo del Decenio de las Naciones Unidas sobre la Restauración de los Ecosistemas, concretan la restauración de cerca de 800 millones de hectáreas, comparable en tamaño a la superficie de China, a lo largo de los próximos 10 años. Si restauramos esas tierras, podemos conseguir enormes beneficios para las personas y el planeta.

QUE ES DESERTIFICIAION:

La desertificación es la degradación de la tierra en las zonas áridas, semiáridas y subhúmedas secas. Está causada fundamentalmente por la actividad humana y las variaciones climáticas. Este proceso no hace referencia al avance de los desiertos existentes. La desertificación se debe a la vulnerabilidad de los ecosistemas de zonas secas, que cubren un tercio de la superficie del planeta, a la sobrexplotación y el uso inadecuado de la tierra. La pobreza, la inestabilidad política, la deforestación, el sobrepastoreo y las malas prácticas de riego afectan negativamente a la productividad del suelo.

SEGÚN LA ONU:

En torno a tres cuartos de la tierra del planeta que no está cubierta de hielo se ha transformado, principalmente para satisfacer la demanda de alimentos, materias primas y asentamientos humanos

La degradación de las tierras menoscaba el bienestar de hasta 3.200 millones de personas.

El cambio en el uso de la tierra constituye el principal impulsor de enfermedades infecciosas emergentes en humanos, de las cuales más de un 60% son zoonosis.

EN PERU:

El Perú cuenta con la “Estrategia Nacional de Lucha contra la Desertificación y la Sequía 2016 -2030”, aprobada por el Ministerio del Ambiente (MINAM) con apoyo de la Comisión Nacional de Lucha contra la Desertificación y Sequía. Para su ejecución la Dirección General de Cambio Climático y Desertificación del MINAM, viene actualizando el Programa de Acción Nacional de Lucha contra la Desertificación y la Sequía gracias al apoyo del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo y del Fondo para el Medio Ambiente Mundial.

De este modo se fortalecerán las acciones de promoción, sensibilización y educación, sumando un decidido apoyo a la ciencia y la tecnología, las capacidades nacionales, regionales y locales, y el financiamiento. La meta es garantizar el bienestar de millones de peruanos expuestos a situaciones de vulnerabilidad frente a la desertificación y la sequía. Con ello lograremos además contribuir a los Objetivos de Desarrollo Sostenible, particularmente la Meta 15.3 relacionada con la Lucha contra la Desertificación y la Neutralización de la Degradación de la Tierra, en un contexto de cambio de climático.

Cabe destacar que a nivel regional se cuenta con avances en el desarrollo de los Planes de Acción Regionales de Lucha contra la Desertificación y Sequía. Tal es el caso de Piura y Moquegua, así como la ejecución del Proyecto Promoviendo el Manejo Sostenible de las Tierras en Apurímac (2010-2014) referente para las acciones de manejo sostenible de las tierras a nivel nacional.

¿QUÉ PODEMOS HACER?

Para celebrar el Día de Lucha contra la Desertificación y la Sequía podemos aportar nuestro granito de arena, haciendo los cambios necesarios que minimicen el impacto negativo sobre los recursos naturales de la Tierra. Así contribuiremos a cuidar, proteger y salvar la biodiversidad y la vida en nuestro planeta, con la ejecución de las siguientes acciones:

  • Participa en actividades voluntarias de reforestación y restauración del medio natural de tu localidad.
  • No circules en vehículos motorizados, bicicletas y otros medios de transporte, en caminos no autorizados ubicados en áreas verdes y de cultivo.
  • Fomentar buenas prácticas de cultivo y de cría de animales por parte de ganaderos, agricultores y silvicultores, para no afectar las superficies naturales.
  • No realizar barbacoas ni hogueras en lugares no autorizados.
  • No arrojes desperdicios (basura, desechos sólidos).
  • Respeta la legislación vigente en materia de desbroces de matorral y quema de rastrojos.
  • Consume productos de temporada y locales que requieran menos consumo de agua.
  • Usa el agua de manera responsable.

REFERENCIA:

https://www.un.org/es/observances/desertification-day

https://www.minam.gob.pe/cambioclimatico/2017/06/17/dia-mundial-de-lucha-contra-la-desertificacion-y-la-sequia/

https://www.diainternacionalde.com/ficha/dia-mundial-desertificacion-sequia

RECOMENDACIÓN ZAMTSU

Como empresa comprendida con la conservación del medio ambiente, sabemos que es importante realizar mediciones de la calidad de agua y suelo, sus contaminantes para esto contamos con diferentes equipos, multiparametros, phmetros, conductivimetros, termohigrometos que permiten monitorerar y crear una línea base para posteriormente tomar acciones correctivas.